Dahlianos

Dahlia
¿Cuál es la verdad?
¿La máscara o el rostro que la porta?
Si la máscara es la que hace al mundo danzar
Y el rostro siempre escondido está,
¿Entonces no es la máscara la realidad
y el rostro la verdadera falsedad?

- Dicho Dahliano

El cambio es eterno. Nada cambia jamás. Ante la eternidad de muerte y resurrección en las fauces Z’Bri, ante el horror eterno, las máscaras de Dahlia surgieron para traer risa, alegría, esperanza y cambio. Sin ella y su tribu, todo caería en estancamiento y atraso. Sin ella y sus dones, los viajes serían interminables, los festivales lúgubres, y la humildad a fuerza del dulce engaño, inexistente.

Los dahlianos son un tipo de gente extraña. Siempre bromistas, riendo y gritando, saltando, vestidos de colores, rápidos de sonreír y adornados de formas novedosas. Sus roles en la sociedad tribal son menos definidos que los shebanos o los Yaganos, y se resumen en establecer una amplia red de comercio entre las tribus, agilizando la economía de la isla; traer alegría y alivio general a la población; interactuar con los Custodios, Squats y algunas veces los Caídos, algo que varios círculos tribales desaprueban. Adicionalmente, se hacen cargo de algunos agnitas que quieran viajar con ellos.

Su otro gran papel es ser actores y músicos en los grandes Festivales de Vimary. Se esfuerzan en hacer las representaciones más realistas, apoyándose en las eminencias de Ilusión y Movimiento para lograr efectos especiales o movimientos imposibles. Estos roles son sagrados y todos, hasta el más terco joanita, se ve obligado a reconocer la majestuosidad e ingenio de estos artistas.

Los dahlianos además tienen trabajos menos conocidos. Son hábiles tramposos, duros regateadores, ladrones inconfesos, mentirosos por vocación. Tienen una relación muy directa con su Fátima, que frecuentemente los visita en sus caravanas y charla con ellos. Se dice que además, algunos poquísimos dahlianos comercian con los Z’Bri. De ser esto cierto, podría implicar una intervención completa de los inquisidores shebanos.

Los dahlianos no poseen clanes, pues sus lazos familiares son más bien tenues. En vez de ello, se dividen en numerosas Caravanas de distinto tipo y estilo, pero con características en común.

Caravanas
Dahliana

  • La Vela navega por los ríos de Vimary, teniendo uno de los recorridos más largos de todos. Sus carros se combinan y forman un barco masivo capaz de contener a toda la caravana. No por nada son muy versados en ingeniería. Son independientes y duros, así como astutos (se dice que más de lo que aparentan) y autosuficientes. Comercian con Westholm y sus máscaras son de lienzo.
  • El Camino del Hueso comercia intensamente con Yaganos y Shebanos, haciendo de ellos poseedores de un humor negro considerado macabro incluso para otros dahlianos. Sus obras de arte giran sobre la vida y la muerte, y sus posibilidades. Fabrican más que nada trabajos de cuero, y sus famosas Máscaras de la Muerte. Carecen de los colores de otros dahlianos. No sorprendentemente, sus obras de teatro giran sobre la muerte y la tragedia.
  • El Amanecer Rojo se mueve entre Bazaar, el Yermo del Óxido y las Tierras Descartadas, son mirados con desconfianza por sus negocios abiertos con los Custodios. Sus carros son hechos de viejos “autos” y “kammiones”, tirados por caballos y bueyes, aunque algunos funcionan por mecanismos antiguos. Casi todo lo que portan tiene un tinte rojizo por el Óxido lluvioso del Yermo. Son los dahlianos más inclinados por la tecnología, saben hablar la lengua Custodia y operar sus artefactos. Les dan comida y drogas a cambio de artefactos y conocimientos. Sus máscaras son metálicas.
  • Los Desarmadores son quizás la caravana más pobre y desarreglada de todas, y la más caótica. No tienen una ruta fija, ni actividades establecidas. Sus vagones son armatostes atados y clavados de partes heterogéneas, dándoles un aspecto muy informal. De todas formas, son invaluables en las Tribus por poder reparar casi cualquier cosa a su estado original. Son además los peores mentirosos, ladrones y bromistas de los dahlianos. Se los suele por ende invitar a arreglar algo, para luego ser echados a patadas. A ellos parece no importarle, pues parecen irse siempre con bolsillos más grandes. Sus máscaras son de cualquier cosa que logren robar. Sus teatralizaciones son de un humor tan bajo que suelen irse dejando a la audiencia roja de furia o de risa.
  • La Rueda Dorada controla la ruta en el triángulo de las tierras evanas, las torres joanitas y Bazaar. Tienen tantos miembros y vagones que se suelen dividir en dos o incluso tres grupos, haciendo más circuitos. Son los más concentrados en posesiones materiales y comercian duramente. Son así los más ricos y mejor equipados, y aprovechan cualquier situación en beneficio propio. Sus teatralizaciones se concentran en la épica, las grandes batallas y los dramas familiares. Suelen ser moderados y conservadores; por algo, los ricos insisten menos que los pobres en el Cambio. Sus máscaras son de vidrio, plata o cromo, verdaderas exquisiteces.
  • La Tierra Hogar compite con la Rueda Dorada y el Camino del Hueso por el control de las rutas centrales. Se especializan en comerciar comida, hierbas, drogas y productos de los Magdalitas a los Evanos y Bazaar. Sensualistas y hedonistas, se los considera la caravana más perezosa, siempre buscando el menor esfuerzo y las rutas más cortas. Sin embargo se los considera los mejores músicos y poetas de la tribu, y poderosos Soñadores también. Sus máscaras son de cuero suave, con hilos de colores tejidos. Sus obras son de romance y erotismo.
  • El Camino Onhom negocia con shebanos y joanitas, se los considera los más conservadores y obedientes de la ley. Comercian en libros, papeles y reliquias a la Ciudad Hundida a cambio del pescado y vegetales de allí, que llevan a Bazaar. Pocos saben que gran parte de su riqueza sale de ayudar a las fuerzas de la ley. En casos extremos, participan directamente usando sus ilusiones para atrapar al culpable y atormentarlo. Los shebanos los consideran verdaderos justicieros, pero los Onhom tienen su propio concepto de justicia y legalidad. Sus obras de teatro giran alrededor de intrigas y dramas políticos. Sus máscaras son de papiros comprimidos, y tienen la cara de Dahlia pintada, con uno de sus ojos tapado de moños.

Gremios

Los dahlianos tienen gremios bien definidos dentro de la tribu, pero no abarcan todas las profesiones posibles.

  • Los Emisarios: Esta conocido y respetado gremio opera desde un centro en Bazaar, y tiene miebros en casi todas las Caravanas. Los Enviados son un gremio de mensajeros, que ofrecen la más rápida y segura forma de comunicarse en Vimary – y más allá. Los enviados pueden ser contratados por cualquier persona, y prometen rápida y segura entrega de cartas, mensajes e incluso pequeños paquetes. Si alguna vez han violado la privacidad de sus entregas, nunca nadie lo ha reportado. Todos los enviados son medianamente habilidosos en la eminencia de Movimiento, y son dotados corredores y rastreadores en adición a sus talentos como soñadores. Un buen emisario puede llevar un mensaje de Westholm al Yermo del Óxido en un sólo día, varias veces más rápido que lo que muchos otros pueden tardar en ese viaje.
  • Los Músicos: Este gremio profesional es el centro de entrenamiento musical y la creación de instrumentos musicales para todo Vimary. Se dice que incluso los Custodios acuden a los Músicos para poder aprender sus métodos. Mientras la mayoría de los Dahlianos pueden al menos rasgar una nota, los Músicos están dedicados a una más profunda exploración de la música. Recolectan y refinan canciones y cuentos de todo Vimary, escribièndolas en un sistema de notación sinaestético inventado por Allegra, su actual Pequeña Tramposa. También tienen ataduras a muchos otros gremios, incluídos los fabricantes de Vidrio y forjadores de Armas de los joanitas, y los Artesanos de la Piel de los yaganos, con quienes trabajan para hacer mejores artefactos. Como los Músicos exploran horizontes artísticos e intelectuales en vez de físico, muchos otros dahlianos tienen problemas en entenderlos. Nadie, de todas formas, duda de su valor o el prestigio que le traen a la tribu.
  • Los Mercaderes Negros: Un secreto a voces, un gremio que todos sospechan que existe pero nadie está realmente listo para aceptar, los Mercaderes Negros son un grupo de traficantes y vendedores. Si bien todos los dahlianos son conocidos por tratar con cosas que ponen a muchos tribales un poco nerviosos, los Mercaderes Negros comerciarán cualquier cosa – mientras el precio sea el correcto. Incluso hay rumores de que comercian bebés Squats a los Z’Bri a cambio de los perversos juguetes que las Bestias son capaces de hacer. Despiadados y eficientes, los Mercaderes Negros no dejan a nadie meterse en el camino de sus negocios, y muchos de los miembros permanentes del gremio están tan involucrados que incluso traicionarían a su Caravana si se los presionara. Nadie, ni siquiera los miembros de los Mercaderes, está del todo seguro de por qué Dahlia les permite comerciar sus mercancías inmorales por arriba y abajo de Vimary, pero Ella debe tener alguna razón. Algunos incluso dicen que Dahlia camina entre ellos como si fuera una más.
  • Los Trotadores del Amanecer: Este gremio secreto es sólo un rumor, pero se dice que viajan afuera de Vimary para explorar.
  • Los Ladrones de Susurros, los Intervencionistas, y los Hijos de la Flama: mitos, seguramente, o versiones distorsionadas de los Mercaderes Negros o algo igualmente prosaico.
  • Otras profesiones son los Pequeños Tramposos, líderes de Caravanas, sacerdotes personales de Dahlia y grandes usuarios de Síntesis; Actores de teatro, festivales y pasiones, les encanta ser el centro de atención; Regentes de Caravana, encargado de los quehaceres y logística; Directores de Obras, que se asegura que las teatralizaciones salgan como se debe y la utilería funcione.

Dahlianos

Tribe 8: Tu Futuro Comienza Kuzco Kuzco